El té rojo, llamado técnicamente Pu-erh, se ha ganado el sobrenombre de devorador de grasas. Por la manera en que se fermenta queda impregnado de bacterias que se alimentan de grasa. Es por esta razón que se recomienda a las personas que necesitan bajar su nivel de colesterol o que están intentando bajar de peso.
Tomar un par de tazas de té rojo al dia ayuda a perder volumen. Es apropiado tomarlo después de las comidas porque facilita la digestión.
Las personas que tengan la tensión arterial baja deben mezclar el té rojo con té verde para evitar bajarla aún más.